LAS COORDENADAS DEL MEJOR CAMBIO: 3ª y 4ª coordenada.

por / martes, 12 diciembre 2017 / Publicado enLas coordenadas del mejor cambio

3ª COORDENADA: LOS CAMBIOS DEPENDEN DE NUESTRA FORMA DE PENSAR.

¿Cómo he aprendido a observar, a interpretar lo que me pasa?

Los cambios y las transformaciones que el ser humano ha producido a lo largo de la historia han dependido de la evolución en su forma de pensar.

¿CÓMO PENSAMOS?

Tenemos más conciencia de qué pensamos y menos de cómo pensamos.

Nuestra manera de pensar tiende a fragmentar la realidad, nos concentramos en las partes aisladas de la realidad, sin ver el conjunto, sin relativizar, sin tener en cuenta el contexto y la relación de las cosas.

Esta manera de pensar limita los puntos de observación y la capacidad de crear nuevas respuestas. Nos refuerza la necesidad de seguridad y el conformismo.

Esta manera de pensar crea posiciones rígidas, inamovibles, ligadas a información y patrones antiguos,  que  buscan repetirse, obstaculizado la entrada de lo nuevo.

En un mundo en cambio, complejo e incierto  nuestro tipo de  pensamiento habitual sigue modelos cartesianos, estrechos, lineales  que nos refuerzan la necesidad de seguridad y búsqueda de certezas.

La cuestión más importante no es tanto que nuestros puntos de observación sean limitados, sino la rigidez para cuestionar nuestras creencias y certezas.

Para ir a la par con los cambios requerimos un pensamiento capaz de manejar  lo incierto, lo complejo, ser capaces de ver contextos y el entretejido de las cosas.

Necesitamos desarrollar la capacidad de comprender la forma como pensamos y como hemos interiorizado los supuestos y las creencias que a lo largo de la historia personal, social y colectiva nos han condicionado.

Necesitamos abrir nuestra visión, crear más puntos de observación para tener más opciones de respuestas, cuestionarnos y observar la respuesta inmediata.

 

4ª COORDENADA: TODO CUANTO HAGO AFECTA A OTROS.

¿Quiénes o qué estará afectado por las decisiones que tomo?

El IMPACTO DE LA ELECCIÓN.
Este nuevo tipo  de pensamiento parte del hecho de que somos seres interdependientes. La tendencia a vernos como entes separados e independientes es una distorsión, estamos y vivimos en relación.

Tenemos la sensación de separación del conjunto. Separación los unos de los otros, separación de  los  actos y sus consecuencias. Esto nos lleva fácilmente a formular cambios egoístas, ignorando la repercusión que los cambios tienen en el conjunto y en nosotros mismos.

Cualquier cambio que proponemos afecta el sistema donde nos movemos.

A veces es difícil predecir las consecuencias de los cambios, y su efecto en los miembros del sistema.

Toda acción nuestra entra en relación con el entorno, influye directa o indirectamente y el entorno a su vez influye. El sistema, el entorno influye también en los cambios que queremos.

Influimos y somos influenciados. Por eso es tan importante que las acciones sean lo más ecológicas posible, lo menos dañinas para el sistema y para sus miembros. Esto no es cuestión de moral, es cuestión de ver la continua interacción que tenemos en los sistemas de los que formamos parte.

Otro aspecto importante a considerar, es ver cómo el efecto de las acciones repercute en la persona que causa la acción, cómo el efecto vuelve a su punto de origen. Esto se debe al principio de circularidad y de realimentación.

Estos principios nos llevan a preguntarnos:

  • ¿Cuál es la motivación profunda del cambio que quiero lograr?
  • ¿Qué o quienes están involucrados?

Estos principios nos ayudan a incrementar no solo nuestra conciencia personal sino también la colectiva. A menudo estamos demasiado absortos en el yo mismo, sin tener en cuenta que ese yo mismo es parte de un todo.

Soy una parte del todo, el todo me repercute y yo lo repercuto a él.

El darnos cuenta de nuestra  dimensión social  puede ser una coordenada esperanzadora en estos tiempos, siempre y cuando  produzca en nosotros el  deseo de influir y contribuir de la mejor manera a los cambios, que dignifiquen nuestra individualidad y al colectivo humano al que pertenecemos.

Deja un comentario

SUBIR
0
0
0
Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola