El arte de buscar el buen lugar, ese estado emocional positivo, que impulsa el desarrollo del potencial de las personas  y de los equipos, pasa por el desarrollo de tres importantes competencias. RELATIVIZAR. Presentada como la capacidad de aumentar los puntos de observación, de ampliar la mirada, ver el contexto y superar la tendencia a

SUBIR